Tu destino en los astros

Tú, que lees este blog, te puedo decir que conociendo la IP y el sistema operativo desde el cual accedes a esta página, conocer los que las estrellas dicen de ti:

Eres extrovertido, afable, sociable, mientras otras veces eres introvertido, cauto y reservado. Has descubierto que es poco inteligente revelarte a los demás con demasiada honestidad. Prefieres un poco de cambio y variedad, y te produce insatisfacción verte rodeado de restricciones y limitaciones. Disciplinado y controlado por fuera, tiendes a ser aprensivo e inseguro por dentro. Aunque tu personalidad tiene puntos flacos, sueles ser capaz de compensarlos. Tienes muchas capacidades sin aprovechar, que no has convertido en ventajas para ti. Tienes tendencia a ser crítico contigo mismo. Tienes una gran necesidad de gustar a los demás y de sentirte admirado.

Todo esto lo se sólo por tu IP y no necesito ser Walter Mercado, Amira o tu astrólogo de confianza, pues tu destino está en las estrellas para aquel que sabe leerlo.

Pues aprovechando que el Lobo Tuerto anda de vacaciones y medio desganado como para bloggear, quiero ofrecer mis servicios como astrólogo, psíquico, vidente, médium, espiritista, angelologo, chamán y programador en C++ y java. Aquel que desee la interpretación personalizada de su carta astral, así como su ángel, su piedra de poder y los mejores tips para cambiar el color de su aura en beneficio de su salud, trabajo o amor, no tiene más que dejar un comentario, con su correo electrónico, cuenta bancaria (con NIP, por supuesto) y fecha de nacimiento. Y a vuelta de correo recibirán todo lo que necesitan para tener una vida saludable y exitosa en todos los sentidos. ¡Ah! Si quieren también su nombre para incluirles un bonito acróstico que sus sobrinitos, hijos o vecinos podrán recitar en su cumpleaños o en el festival de la primavera. 😛

Esto que leyeron arriba es conocido como Lectura en frío, una herramienta fundamental para los que se dicen astrólogos puedan tener acceso a los bolsillos de los incautos. Se trata de una declaración de predisposiciones opuestas con un equilibrio tan tenue que cualquiera podría reconocer algo de verdad en ella. En la anterior, casi todo el mundo puede reconocer algo de sí mismo y muchos hasta podrían decir que los “describe perfectamente”.

Esto se debe a algo que se conoce como el Efecto Forer o la falacia de la validación personal. El cual expresa que los individuos darán aprobación de alta precisión a descripciones de su personalidad que supuestamente han sido realizadas específicamente para ellos, pero que en realidad son generales y suficientemente vagas como para ser aplicadas a un amplio espectro de gente. Mismas que darán mejor resultado si además contienen éstas tres características:

  • La persona cree que el análisis se aplica sólo a ella.
  • La persona cree en la autoridad del evaluador.
  • El análisis enumera mayormente atributos positivos.

Es por ello que el poder de los astros para controlar nuestras acciones y nuestros estados de ánimo es tan fuerte, mientras más lees tu horóscopo, más te convences que es verdad y cada vez crees más que este tipo de “lecturas” encajan perfectamente con tu personalidad, sentir, estado de ánimo y entorno. Se que alguno por ahí dirá – ¿Entonces porque todos los que nacieron bajo “X” signo tienen tal característica particular muy marcada y reconocible? Pues porque desde chiquitos les dijeron: Tu signo es tal y por tanto tu carácter ES de esta forma, queriendo o no, uno está expuesto a éste tipo de opiniones, pues a poco no tenemos todos una tía, conocida, vecina o lo que sea, bien clavada en los horóscopos que inconscientemente se encarga de reafirmar nos que si actuamos de determinada forma – No podía ser diferente, tratándose de un escorpión, un leo, un acuario, [Inserte ud. aquí su signo].

De los “creyentes” incluso hay algunos que reconocen que los horóscopos “pueden” ser una tomada de pelo, pero que no así la astrología – y hasta tienen el atrevimiento de llamarla ciencia-, sin embargo no es sino “pan con lo mismo”. La verdadera diferencia radica en que además del uso de la lectura fría, el aprovechamiento de la falacia de la validación personal y basándose en el lenguaje corporal de la víctima (expresiones, posturas, forma de vestir, etcétera); los astrólogos pueden hacer enunciados y predicciones más “acertados” que serán más fácilmente compradas por las débiles y atormentadas mentes de los incautos que los consultan. Por supuesto, ello desencadenará una fama de acertado que le dará más autoridad y potenciará el efecto Forer.

Lo anterior aplica no sólo a astrólogos, sino también a cuanto charlatán, chamán, curandero, médium, vidente y demás etcéteras y lo que realmente me encabrona – valga el término- de esto es ver cuantas personas recuren a estas mafufadas, pregunta a tu alrededor y hallarás bastantes, sino es que “tu también” eres uno de ellos. Licenciados, gerentes, directores, empresarios e incluso gobernantes en todo el mundo que utilizan a sujetos como éstos a manera de consejeros para decisiones de estado. Es bien sabido que varios presidentes gringos han tomado decisiones importantes que afectan a otros países, influidos por patrañas de éste calibre. Incluso nuestros queridos gobernantes mexicanos, que para muestra ahí está el libraco ese de “Los brujos del poder” donde menciona que distinguidos personajes de nuestra clase política visitan a qué brujos. Cómprenlo y léanlo bajos su propio riesgo, no me hago responsable de las consecuencias, pues yo he preferido evitarlo a fin de no fabricarme una úlcera que seguro aparecería antes de llegar a la página veinte.

Pero como bien reza el dicho: —Sino puedes vencerlos, úneteles.

[singlepic=602,90,,,right]Por lo cual los aliento a que si a pesar de todo lo anterior siguen creyendo en los horóscopos y quieren tirar tu dinero con algún timador, adelante: Ofrezco mis servicios especializados, que son mejores que cualquiera de la competencia pues al menos yo soy sincero, no trato de engañarlos, explico como es y como funciona todo este embrollo y si su aportación es lo suficientemente generosa recibirán diariamente en su celular una lectura fría que los hará sentir mejor y les ayudara a seguir pensando que no tienen el cerebro suficiente y ni la voluntad para cambiar su vida y así podrán seguir creyendo que su destino está escrito en los astros.

Los derechos de los niños

Miro la foto del pequeño Jorge que quiere ser hardcore y no se si reír o proponer que se le entregue al chamaco una medalla. Probablemente él no ha sido bombardeado por exhaustiva campaña mediática que desde hace algunos años ha inundado los medios y me refiero a esa que habla sobre Los Derechos de los Niños (y niñas, pues ahora ya está de moda subrayar la distinción -gracias a la política- a pesar de la connotación intrínseca que a todos nos enseñaron en la primaria. ¡Chale! cada vez hablamos más mal el español), donde dice que los bodoques tienen “Derecho a expresar tus opiniones y tener acceso a la información”.

Sí este simpático y rollizo mozalbete conociera sus “derechos” probablemente no habría dudado en llamar a una patrulla para que se llevara a su madre por “pisotear impune y descaradamente” sus derechos; como lo hizo la hija de una conocida cuando le negaron el derecho de divertirse en una fiesta con sus amigas, por supuesto, la pobre niña pidió amablemente la reconsideración y su retrograda madre le grito que estaba castigada, obligando a la niña a llamar por teléfono a la delegación. No les cuento el fiasco cuando llegaron tres patrullas a rescatar a la pobre niña que sufría el inmisericorde abuso de no poder ir a la fiesta.

Espero no se malinterpreten las líneas anteriores, estoy en total acuerdo con el desplegado de la UNICEF sobre los Derechos de los infantes, lo que cuestiono es por que diantre nunca escuchamos en los medios que hablan de ello sobre las Obligaciones de los menores. ¿Antes habían escuchado al respecto? Supongo que al igual que yo, no, aunque basta una sencilla búsqueda en google para encontrarlo. Sin embargo, en los spots de radio, televisión y demás medios, enumeran una y otra vez los derechos y nunca se mencionan las obligaciones, que por supuesto fueron redactadas en el mismo documento de UNICEF.

Nada más por no dejar los pongo acá:

  • Respetar a los padres, maestros y a toda la sociedad.
  • Respetar las leyes que rigen la sociedad, tener buena conducta en la escuela y portarnos bien en casa.
  • Hablar siempre con la verdad y cumplir lo prometido
  • Respetar y cuidar el medio ambiente
  • Respetar su cuerpo, su pensamiento y sus sentimientos
  • Respetar las opiniones y costumbres de los demás y e respetar su patria

Y el enojo del cánido tullido que suscribe se debe a que es precisamente la primera obligación enumerada la que hoy por hoy los escuincles pasan por alto y cuando se les intenta corregir o aleccionar, inmediatamente corren al amparo de sus “derechos” para simplemente esquivar sus obligaciones.

No se si tengan hermanitos, primitos o algún conocido – o conocida- en educación media (secundaria pues) y les haya tocado ver el fabuloso respecto que paga a cualquier investidura de autoridad: llámese profesor, director o incluso padre de familia. Es un deleite ver como los pequeños engendros no son capaces de ponerse de pie sino hasta la tercera vez que se los pide, no sin antes fruncir la trompa y escupir un tierno – ¡Ash! ¿Qué? –

Pero el problema viene desde antes, de la forma en que los padres “modernos” educan a sus hijos, antes un buen zopapo bastaba para sugerir al chamaco que hiciera lo que se le pedía o bien que guardara silencio. Sin embargo hoy, los nuevos cánones dictan que una acción tal puede repercutir directamente en la autoestima y dejar profundas heridas emocionales al pequeñín. Por supuesto que no se pude dudar de tal recomendación, pues es avalada por flamantes diplomas de Harvard, Princeton o alguna otra institución de rancio abolengo, casi podría asegurar que los doctores autores de dichas recomendaciones no tienen que lidiar en casa con los monstruos que se van formado. Por suerte ya comienzan a aparecer por ahí, esporádicamente algunos comentarios sobre el problema –que yo elevaría al rango de Salud Pública- de los “hijos tiranos”: niños que tienen secuestrada emocional y moralmente a sus padres y que los obligan a cumplir cualquiera de sus caprichos. Solo espero que no lleguemos a los extremos de lo ocurrido en una pequeña población de España en diciembre pasado donde una madre recibió el castigo de de 45 días de cárcel y un año de alejamiento de su hijo de diez años. Lo que ocurrió es que el chamaco no quiso obedecer a su madre, ésta lo intentó hacer entrar en razón, en niño emberrinchado corrió a encerrarse en el baño no sin antes arrojarle un zapato a la cabeza a la madre, cuando al fin la madre lo pudo sacar del baño, le puso un buen zape pero con tan mal tino que la cabeza le chicoteó en el lavabo y sangró por la nariz, nada que no haya ocurrido en la casa de cualquiera de nosotros en México que fuimos niños hasta antes de los años noventa. Sin embargo, hoy los niños pueden amenazar a sus padres con cárcel si osan ponerles un dedo encima, y lo hacen, yo lo he visto.

Estamos llegando al punto donde el domino de la tiranía infantil comienza a traspasar los límites de lo moral y emocional para pisar terreno legal, pero lo realmente preocupante es pensar que pasara con el país y de paso con el mundo entero, cuando la generación de tiranitos llegue ya no digamos al poder simplemente al grupo económicamente activo. No quiero sonar pesimista, pero pensemos que son personas que están acostumbradas a hacer su voluntad y pasar por encima de quien sea, sobre todo de los más cercanos a ellos, con una moral propia y adaptable a sus propios fines. ¿Qué hará esto a nuestra ya de por si muy golpeada sociedad renga de valores morales? Digno de un buen libro de Geroge Orwell o Aldous Huxley ¿no? Claro aún tengo fe que estos engendritos se vayan destruyendo entre sí cada que se encuentren a un igual en la jungla del mundo real una vez creciditos.

[singlepic=602,90,,,right]Por eso firmo y afirmo:

Diploma de honor y medalla al mérito a Jorgito que respeta —aún que sea a regañadientes— la decisión de su madre de no permitirle ser hardcore.

WordPress 2.7 ya está aquí

[singlepic=546,120,,,left]

Así es, este blog ya está corriendo sobre WordPress 2.7 y puedo dar testimonio de la efectividad de su nueva interfaz.

¿Qué esperas? descárgalo de una vez.
Y si usas el K2 para tus temas, también ya liberaron su K2 for WordPress 2.7.

Lástima que hayan decidido dejar de soportar el Sidebar Manager, pero tienen razón, es doble esfuerzo. Ojalá los de WordPress se pongan las pilas y desarrollen un sistema similar para el manejo de los widgets.

Más quicktags para WordPress

[singlepic=546,140,,,left]

No me gusta usar el editor WYSIWYG que trae WordPress, tal vez sea por mi afición a ver y estar todo el día metido en código fuente, jeje. 🙂

Prefiero el editor que te muestra el código HTML y los botones para insertar los tags.

La bronca es que cuando actualicé mi sitio perdí los quicktags que había hecho, así que me di a la tarea de volver a crearlos. Ya estaba por comenzar a escribir código, cuando vi este plugin: AddQuicktag.

AddQuicktag te permite agregarle más botones a tu editor sin necesidad de escribir una sola línea de código javascript. Muy bueno para dar de alta tags sencillos.

Si quieres leer un poco más sobre este plugin y saber para qué sirve y cómo se utiliza, ve esta guía: Add Quicktags añade botones a tu editor de WordPress.

Pero si requieres hacer algo más avanzado con las quicktags, entonces lee esta otra: Quicktags – adding more. No solo hay guías sobre quicktags en ese sitio; hay muchas más y muy buenas.

Recuerden siempre descargar plugins de sitios oficiales: WordPress › AddQuicktag « WordPress Plugins.

Actualización a WordPress 2.5.1 y K2 1.0 RC6 exitosa

[singlepic=546,150,,,left]

Me llevó varias horas dejar completamente a punto el blog, pero al fin logré actualizarlo a la versión más reciente. Tenía días queriéndolo hacer, pero por una cosa u otra no había podido.

En el proceso actualicé también un buen de plugins, y tuve que reconfigurar algunos pero nada del otro mundo.

El plugin WordPress Automatic Upgrade hizo un excelente trabajo. 🙂

Hoy fue un día particularmente largo. Creo que me merezco un buen descanso. 😛

Para los que quieran traducir su WordPress, K2 y algunos plugins al español, aquí les dejo los enlaces de donde me bajo las traducciones: